/widgets.js";var sz=d.getElementsByTagName(s)[0];sz.parentNode.insertBefore(z,sz)}(document,"script","zb-embed-code"));
El mejor servicio de diseño y mantenimiento de jardines.

Contáctanos y revitaliza tus espacios.

El Campo colombiano

El campo colombiano y el sector agricultor enfrentan muchos desafios, si nos comparamos con otros países de la región. En Colombia, los índices de pobreza en el campo son significativamente altos.   

Durante la última década el gremio agricultor del país ha protagonizado marchas y paros exigiendo un control y un apoyo por parte del gobierno. En especial durante el paro agrario del 2013, en lo referente al sobrecosto de los insumos agrícolas, el dilema sobre la compra de semillas extranjeras para el cultivo y la lucha por el reconocimiento del territorio campensino, entre otros.

Casi 6 años más tarde, parece que las cosas para este nuevo gobierno están cambiando y se ha destinado, $1.8 Billones, en distritos de riego, vivienda rural e infraestructura de procesamiento y comercialización asegura el ministro de ambiente.

Emprendimientos

En este artículo queremos destacar algunos emprendimientos que se suman a ese trabajo colectivo, que buscan dignificar el campo colombiano.

  1. Comproagro

Una iniciativa liderada por Ginna Alejandra Jiménez, una jóven de 18 años de Toca Boyacá. Creó una plataforma tecnológica, que busca romper con los intermediarios y vender a precio justo los productos de los campesinos. Desde el 2014 Comproagro ha beneficiado en su mayoría a familias en cabeza de madres trabajadoras y a jóvenes, cambiando la cara del campo y brindando nuevas y mejores oportunidades.


Nos dimos cuenta de que en el proceso de sembrar, recoger y luego ir a las plazas de mercado a vender, el producto es pagado al precio que ellos quieran, ya sea por la sobreoferta o el flujo mercado” afirma Ginna Alejandra.

Fuente: Radionica

2. Más Compost Menos Basura

Este proyecto no esta desarrollado directamente en el campo rural, pero su objetivo es generar más conciencia sobre el desperdicio de los alimentos en las ciudades.

Jessica Rivas junto con Gabriel Torres lideran esta organización. Realizando una labor titánica, venden una compostera (envase para realizar compostaje entre 10 y 20 litros de capacidad), les enseñan a las personas a compostar y luego de tres meses recogen los residuos y entregan abono orgánico para sembrar.

De esta manera están incentivando la dismusión de las basuras que generamos cuando cocinamos, y se promueve el uso efeciente de los residuos de comida, que más adelante tendrán una nueva labor para la producción de alimentos o el desarrollo de plantas ornamentales.

@mascompostmenosbasura

3. Terracita Orgánica

Isabel Guevara, es una mujer emprededora que se encarga de custodiar semillas orgánicas, devolviéndole a la tierra su origen natural, sin químicos ni intervenciones tecnológicas invasivas. Desde su casa en el occidente de Bogotá, se encarga de sembrar a diario.

Mediante su labor recordamos la importancia de valorar nuestro patrimonio. Doña Isabel, realiza talleres e involucra a la comunidad para que todos puedan aprender de sus conocimientos y comprar semillas para sus cultivos.

“Porque nos peleamos por el oro o por el dinero. Debemos luchar por nuestros alimentos y no dejar que otros nos impongan su criterio.” comenta Doña Isabel

Fuente: fanpage Terracita Orgánica

En Saucos valoramos estos proyectos y en nuestro trabajo incentivamos el uso del abono orgánico y las buenas prácticas que nos beneficien a todos.

Déjanos tu comentario

Tu información no será publicada.

*